<![CDATA[Three Oils - Young Living - Blog]]>Sun, 05 Jul 2020 06:00:45 -0700Weebly<![CDATA[Antes como antes, ahora como ahora: Los negocios después del Covid 19]]>Fri, 17 Apr 2020 19:52:03 GMThttp://kgn.com.mx/blog/antes-como-antes-ahora-como-ahora-los-negocios-despues-del-covid-19 Aun no se ha visualizado en su totalidad el impacto que tendrá en nuestra sociedad las consecuencias de las acciones tomadas tanto por el sector gubernamental, empresarial y social con respecto a las distintas restricciones de distanciamiento social; podrían ser tema de investigación social y económica sus efectos. Para comprender mi aseveración, el golpe fue a nivel sistémico, es decir tocó ámbitos no sólo económicos y sociales, sino culturales.  Los nuevos hábitos formados durante la etapa de la contingencia cambiarán en muchas dimensiones como nos relacionaremos, trabajaremos y comercialicemos.
Durante la elaboración de un e-book que contiene recomendaciones y acciones que las empresas pueden implantar como estrategias de resiliencia y supervivencia durante la pandemia (dicho e-book lo pueden descargar de nuestra página web Nenka.org y kgn.com.mx) pudimos notar que habrá consecuencias profundas en cambio de cómo se hacen las cosas hoy, y será necesario que las empresas adapten muchas de sus operaciones a las nuevas formas que se debe hacer actualmente y se harán en el futuro.
La higiene tomará un lugar preponderante y necesario en los negocios.
o Internamente: Tendrá como objetivo la protección de la integridad física y mental del trabajador. Ofrecer un lugar agradable y bien desinfectado para que tus empleados desarrollen su trabajo, ya que no sólo promueve un buen rendimiento, sino también preserva a los empleados de los riesgos de salud inherentes a las tareas que realizan.
o Externamente: Cumplir las expectativas de seguridad e higiene a los clientes.  Los clientes notarán tanto la limpieza e higiene del local, estantería y otras partes; así como la imagen del personal, manejo y estado de los productos.  Con las redes sociales utilizadas a su máximo potencial, la mala reputación estará en juego de manera constante.
La importancia de la página web y redes sociales como escaparate de la oferta de la empresa.
o Nuevos hábitos de consumo se están formando en este momento, el permanecer más de 60 días en condiciones de aislamiento hará que los consumidores utilicen el internet como mecanismo para buscar productos y servicios.  Será necesario actualizar constantemente sus páginas de internet y redes sociales, además de mejorar en calidad la presentación fotográfica de sus productos.
o Los consumidores se darán cuenta la mayor eficiencia de confirmar qué empresas ofertan lo que necesiten, y podrán adquirirlos con la comodidad de no tener que salir de casa. Ya no habrá necesidad de “dar vueltas” buscando lo que necesiten, por tanto, el ahorro en tiempo se dará a notar.  Las empresas deberán encontrar el mejor mecanismo de comercio electrónico, debe ofrecer seguridad para ambas partes, y facilidad de uso para el cliente.  Además de diseñar procesos que disminuyan la posibilidad de error en los pedidos solicitados.
o Una parte importante del comercio electrónico será la entrega a domicilio.  Este tema es uno de los motivos de queja principal y la consecuencia normalmente es por la falta de atención o de importancia dada que se da a este proceso.  Será cada vez más común la demanda a entrega a domicilio, las empresas deberán valorar si asumen el proceso o contratan a un proveedor especializado en el tema.
Trabajo a distancia o Home Office. Este esquema se consideraba novedoso, muchas empresas estaban reacias a ejecutarlo, pero como todas las cosas, la situación empujó a tomar en serio esta opción.  Después de 40 o 60 días de trabajar de esta manera, tanto empresas como empleados se adaptarán a este esquema; si ambas partes hicieron su tarea de adaptar la operación y procesos para este formato, notarán los beneficios.  Para la empresa existen dos oportunidades: eliminar espacios físicos, que podrían llevar a disminución de costos fijos de operación; y la posibilidad de contratar a personas que geográficamente no se localicen en el mismo lugar, pero si están dispuestos a trabajar por el salario ofrecido sin necesidad de dar compensaciones por cambio de localización.  La clave será reorganizar los procesos y más importante aun definir medibles de productividad.  Para el caso de las personas, es sumamente atractivo trabajar en casa, en el caso de tener complicaciones de salud familiar, niños pequeños, problemas de traslado, es una opción muy apetecible.  El hecho que pueda tener opciones laborales en empresas localizadas en otros puntos geográficos, pero sin hacer el sacrificio de trasladarse también es muy atractivo.  La clave será ajustar y balancear su vida privada y profesional, además de estar consciente de las métricas o entregables de las cuales será responsable cumplir.
Los viajes de trabajo por la videoconferencia.  Un cliente tiene seis sucursales fuera de la ciudad donde se localiza el corporativo; cada mes organizaba reuniones con los gerentes por lo cual se presupuestaba una cantidad considerable para cubrir los gastos de viaje y viáticos.  Cuando se le informó que cambiara ese esquema por el uso de la videoconferencia, no estaba muy convencido de ello, sin embargo, cuando notó que el costo de una televisión grande, micrófono, cámara y pc dedicada era menor que lo que gastaba en una reunión, ya fue muy difícil convencerse de lo contrario.  Al igual que el tema de trabajo remoto, la videoconferencia era una herramienta no explotada hasta que fue necesario, y los beneficios en costos son muy obvios para la empresa, y en temas de ahorros es muy difícil volver a atrás en las empresas.
La movilidad es rey.  La evolución a herramientas y sistemas informáticos que utilicen o puedan operarse en la nube serán mejor considerados.  La clave es la flexibilidad que ello implica, y en muchas ocasiones los ahorros que pueden considerarse en utilizar sistemas basados en web que los instalados en servidores.  Las herramientas no sólo son el uso de laptops, sino escáneres y puntos de venta inteligente, telefonía IP, Cloud ERP, entre otros.
Existen otros puntos que expondremos los siguientes artículos, pero consideramos estos cuatro como los de impacto inmediato que ya están expuestos ante los nuevos hábitos que llevaran a nuevos usos y costumbres.  En resumen, la era de la nube ha llegado para llegarse, de manera forzada pero asimilada y aceptada; serán las empresas que tomen en serio estos nuevos cambios socio culturales en sus mercados y ajusten sus modelos de negocios para su propia supervivencia.  Aprovechen la situación actual para realizar los cambios, no se tiene nada que perder porque el riesgo es latente y lo estamos viviendo.  La incertidumbre se da cuando no se quiere aceptar que las cosas han cambiado y serán distintas en el futuro, el problema será en resolver las cosas cuando las condiciones se han ajustado de manera drástica; lo mejor, como lo dijo un caudillo de la etnia yaqui en Sonora, México, José María Leyva – Cajeme -, debido a las actuales circunstancias: “antes como antes, ahora como ahora”, si queremos sobrevivir.
 ]]>
<![CDATA[La hora de la verdad: Innovar en tiempos de crisis...]]>Tue, 24 Mar 2020 02:06:11 GMThttp://kgn.com.mx/blog/la-hora-de-la-verdad-innovar-en-tiempos-de-crisisPicture
Existe una frase: La necesidad es la madre de la creatividad; en la cual resalta que, ante circunstancias adversas, debemos utilizar nuestra imaginación para encontrar soluciones que permitan la supervivencia de nuestro negocio.  En tiempos de crisis, como las que se viven en estos momentos como consecuencia de la imposición de nuevas formas de convivencia como manera de afrontar la pandemia, es significativo buscar formas costo-eficientes de resolver las cosas.
Todos los negocios aprovechan al máximo uno de tres modelos de atención y entrega de productos y servicios a los clientes, éstos están basados en el negocio restaurantero: Dinner In, es decir vivir la experiencia de consumir los productos y servicios dentro de la localización de la empresa; Take Out, se refiere cuando el cliente se comunica para solicitar un producto o servicio específico, y posteriormente lo recolecta directamente; y por último Delivery, en la cual el cliente se contacta con la empresa pero ésta última entrega a domicilio el producto o servicio solicitado.  Cada estrategia requiere distintas inversiones en activos, procesos y personal, además de ser una especialización; se tiene evidencia que es muy complicado y costoso (procesos internos) el tener dominio en dos o las tres estrategias al mismo tiempo.  
Por las condiciones actuales, el modelo Dinner In, está viviendo estragos, por lo cual es necesario que se deban adoptar nuevas estrategias que aseguren que tanto el personal de la empresa y los clientes eviten riesgos al mantener la “sana distancia” recomendada por las autoridades. Muchas empresas han tenido que enfrentar esta cruda realidad y tomar acción, sin embargo, queremos exponer algunas consideraciones que deben adoptarse para incrementar las probabilidades de éxito.
Cuando se decida ajustar el negocio a Entrega a Domicilio o Recolección, lo primero que debe hacerse en realizar cambios en algunas áreas relevantes de la empresa, específicamente los ajustes en los procesos del negocio.  La velocidad de respuesta es distinta cuando el cliente se comunica con la empresa y decida recoger él mismo lo que se ofrece o esperar la entrega en su domicilio; los tiempos deben ser menores, ya que lo que se vende no es propiamente el producto o el servicio, sino la conveniencia.  En algunos casos, se deberá limitar la oferta de productos y servicios, en especial mantener los que coincidan en mejores márgenes de utilidad y velocidad de procesamiento.  Por ejemplo, el sector de restaurants se requerirá revisar por un menú de rápida preparación, lo cual pudiera tener también como efecto una disminución de costo de inventario (por su disminución en variedad), y además publicarlo en el medio más veloz que son las redes sociales, cuya inversión en las mismas como Facebook no es tan onerosa como lo es a través de la publicidad en medios tradicionales. De igual forma se deberá buscar un mejor control de las órdenes de clientes, tanto para mantener control de los tiempos como los pedidos.  En el caso de los pagos, será necesario aprovechar la tecnología móvil para el cobro electrónico, en especial en el modelo de Entrega a Domicilio; actualmente existen tecnologías de punto de venta como accesorios de telefonía móvil, los cuales no requieren inversión cuantiosa y comisiones bastante atractivas.  Y, por último, el medio de entrega ya sea propia, o por las circunstancias actuales, subcontratar a empresas que ofrezcan los servicios.
La consecuencia en el mediano plazo podría ser un cambio radical en el modelo original de negocio, ya sea cambiarlo por el nuevo, o el abrir nuevas unidades de negocios enfocadas en el nuevo modelo.  Se debe resaltar que las nuevas generaciones, en especial las milenarias y más jóvenes, están cómodas con el uso de tecnología y el aprovechamiento de la conveniencia de poder recolectar o mejor aún, que entreguen a domicilio.  Las nuevas generaciones no tienen miedo consumir de esta forma sus productos y servicios, para ellos es el mecanismo perfecto de conveniencia y enfocarse en otras actividades.  
El presente artículo es para motivar a todos los empresarios y emprendedores a aceptar la situación actual, y la necesidad de movernos a la acción y aprovechar las tecnologías, servicios y condiciones actuales de hacer negocios, y buscar al final tanto la propia supervivencia como nuevas oportunidades.

]]>
<![CDATA[Un paso más allá del 80/20: La Raíz Cuadrada]]>Mon, 24 Feb 2020 19:36:34 GMThttp://kgn.com.mx/blog/un-paso-mas-alla-del-8020-la-raiz-cuadradaPicture
Todas las empresas comparten una característica: escasez de recursos y personas para poder dar resultados.  Esto obliga a administrar la empresa de la manera más eficaz (realizar las cosas correctas) y eficientes (realizar las cosas correctamente).  Una solución es utilizar la Ley de Pareto o como normalmente se le conoce, la Ley del 80/20, para maximizar los resultados con el mínimo de recursos.  Ejemplos pueden ser: el 20% de los vendedores, clientes o productos del catálogo, representan el 80% de las ventas; con lo que llevaría a desarrollar estrategias de cuidado, especialización o enfoque.  El 20% de los productos del catálogo, pueden representar el 80% del valor del inventario; ello podría ayudar a gestionar de manera eficiente control de inventarios, vigilancia y compras.
En concordancia, personas que han escrito sobre el tema, resaltan el enfoque de un empresario a no trabajar más duro, sino más inteligentemente, por ejemplo, enfocarse en aquellos clientes o productos que representan el 80% de los ingresos, en los procesos que representan el 80% de los costos de operación, en resumen, enfocarse en aquellos temas o asuntos que provoquen el 80% de los resultados. 
Ahora, algo interesante sucede cuando se desea realizar el gráfico o histograma de la Ley de Pareto, algunos recomiendan el uso de la Regla de Productividad para determinar la cantidad de barras o clases que representan el 80% del resultado y poder graficarlo.  El cálculo se realiza con la raíz cuadrada del total de los campos, categorías o universo con el resultado del total de campos.  Sin embargo, cuando se revisa el cálculo anterior, resalta que el grupo resultante aporta la mitad de los resultados. Esto último es relevante, y explica cómo acumulan importancia y poder (por supuesto beneficios) un pequeño grupo de personas, categorías o grupos de la organización.  Por ejemplo, en una empresa constituida por 1,000 personas, apenas un centenar son los que tienen injerencia directa en la aportación de la mitad de los recursos de la empresa; esto puede darse por su influencia en la toma de decisiones, alta eficiencia o red de contactos los cuales permiten potenciar recursos, y con el tiempo, la creciente dependencia hacia este grupo crece.  La fórmula de la raíz cuadrada se puede utilizar para determinar lo siguiente:
Encontrar el máximo potencial de resultados es determinar al detectar quienes son las personas de las cuales depende la mitad de los recursos de la empresa, o qué productos y clientes dependen la mitad de los ingresos de la empresa.  Adicionalmente, la fórmula de la raíz cuadrada nos lleva a explica el Efecto Mateo, en relación con la cita bíblica: “El que tiene más, más se le dará; y al que tenga menos, se le quitará”; en la que se reflexiona sobre el acumulamiento de poder, beneficios e importancia a un grupo muy pequeño de personas o categorías, las cuales reciben con el tiempo mayor atención por su influencia en los resultados.  En el ámbito humano, el detectar quienes representan la raíz cuadrada de las personas es relevante por la dependencia de la empresa hacia ellos, en los que se puede tomar planes para mantenimiento de ese personal o el desarrollo de más personas que pudieran tener la misma influencia.
Como conclusión, este tipo de herramientas nos ayuda a gestionar de manera más eficaz y eficiente, además de un aprovechamiento más adecuado de los recursos y capacidades de la empresa para asegurar la mitad de los ingresos de la empresa, la cual en cierta forma estamos hablando de su propia supervivencia.

]]>
<![CDATA[Cada generación se ríe de las viejas modas, pero sigue rigurosamente las nuevas.  Las distintas generaciones en los negocios.]]>Fri, 11 Oct 2019 19:05:47 GMThttp://kgn.com.mx/blog/cada-generacion-se-rie-de-las-viejas-modas-pero-sigue-rigurosamente-las-nuevas-las-distintas-generaciones-en-los-negocios
Existe una gran diversidad de artículos, estudios y libros que analizan la interacción de las distintas generaciones que interactúan en una empresa.  En estos momentos se encuentran cuatro: Baby Boomers, Generación X, Millenials y los Z.  Las distintas épocas, culturas, acceso tecnológico y educación en cierta forma explican las diferencias entre ellas. De manera muy simplista y de forma generalizada, podríamos decir que los Baby Boomers son los leales a la marca; la Generación X, los buscadores de beneficios; los Milenarios la flexibilidad y conveniencia; y la Z tanto la flexibilidad como velocidad.
Si estas generalizaciones las vemos ahora desde la perspectiva del cliente, que es el objetivo de este artículo, debemos visualizar de qué generación es la persona que representa al cliente; es decir este tema cobra relevancia al cambiar la óptica de que el cliente ya no es sólo la Empresa a la que vendemos, sino la persona con la que negociamos. Si la persona al otro lado del teléfono o del email, es Baby Boomer, podemos esperar lealtad a la marca; es decir, el valor de la relación bidireccional de largo plazo. Si el negociador del cliente pertenece a la Generación X, entonces debemos tener a la mano los beneficios o ventajas competitivas que ellos obtendrán si contratan nuestros servicios o compran nuestros productos, así como la exigencia en la calidad del servicio.  En el caso de que la persona de compras sea Milenario, entonces el reto será su lealtad como cliente, al poner él sobre la mesa flexibilidad en condiciones o más opciones, y obviamente el aprovechamiento de tecnología será relevante en su toma de decisiones.  Para el caso de los Z, el factor principal es su acostumbramiento a la satisfacción inmediata: el tener lo que quiere, donde quiere y cuando quiera, se traduce en esperar capacidad de respuesta inmediata, es decir, no tendrá paciencia en la espera de una cotización, y los tiempos de proceso y respuesta serán considerados en su toma de decisiones.
La pregunta que debemos contestar, ¿está nuestra empresa preparada para las nuevas generaciones? Implica un compromiso de llevar a la modernidad a nuestra empresa, en cómo adecuar nuestros procesos a los nuevos tiempos.  ¿Cuál es la situación problemática en la que se encuentran los negocios en nuestros tiempos? Les recuerdo que aun hoy, una cantidad muy relevante de empresas no cuenta siquiera con una página web, y aun no se dan cuenta que estamos en los tiempos donde todo se maneja a través de aplicaciones móviles, es decir, si entran al mundo tecnológico, aún están retrasados en la plataforma que debieran utilizar. 
​aragraph. 
]]>
<![CDATA[Cuentas Claras, Amistades Largas. Regla 3 y última para seleccionar un socio: Acordar la política de dividendos]]>Sun, 22 Sep 2019 05:45:14 GMThttp://kgn.com.mx/blog/cuentas-claras-amistades-largas-regla-3-y-ultima-para-seleccionar-un-socio-acordar-la-politica-de-dividendos
En esta última entrega, recordaremos las primeras dos reglas: Justificar la necesidad de invitar a un socio potencial al negocio; y Considerar empatía en filosofía y valores; ahora concluiremos con la regla Tres sobre el acuerdo de la política de dividendos.  Esta última parte es relevante ya que es el motivo principal de iniciar o emprender un negocio, la obtención de un beneficio por la inversión económica o de conocimiento por parte de los accionistas.
La política de dividendos se refiere al plan de acción determinada por los propios accionistas en el tema de distribución de los beneficios.  Al definir la política de dividendos, se debe buscar un equilibrio entre la cantidad que se distribuirá entre los accionistas y lo que se retendrá para la empresa; al final del día, también funciona como una de las fuentes de financiación para la empresa. La política de dividendos también se puede referir a la frecuencia, cantidad y motivos para distribuir las utilidades.  
El conflicto comenzará al momento de definir la Misión y la Visión de la empresa.  La Misión compromete a la empresa en la inversión que se hará de manera constante para poder mantener el Valor que se entregará al mercado; aquí podemos hablar de tecnología, capacitación y desarrollo para colaboradores, así como su nivel de sueldos, etc.  La Visión compromete a la empresa en la inversión que se hará para lograr cumplir los objetivos establecidos y con ello alcanzar la Visión planteada; aquí hablamos de inversión de sucursales, nuevas unidades de negocios, tecnología y contratación futura de personal, proveedores e inventarios, etc.  La Misión y la Visión implica revisar la política de dividendos, en especial el tema de lo que se determinará reinvertir para esos fines.  Si los accionistas tienen distintas necesidades financieras y percepciones propias en cuanto a las expectativas en cuanto a sus derechos de beneficios, es muy probable la constante discusión y conflicto para poder llegar a acuerdos. Es claro que, al invitar a un socio al negocio, se le debe explicar muy claramente la expectativa que se tiene en cuanto al tema de la repartición de los beneficios, aclarar las prioridades de inversión requeridas para la empresa y la paciencia que requerirán los socios para sus dividendos.
Como conclusión general al tema de cómo invitar a un socio, se observa que es un tema delicado y demanda seriedad en su análisis y toma de decisión.  El objetivo de las tres reglas es tener un marco de referencia que ayude a esta decisión, donde la comunicación asertiva será relevante para darle mayor claridad al invitado, y evitar futuras sorpresas y conflictos.  Mi deseo de compartir estas reglas, que a su vez las aprendí de un mentor, es para que ustedes no pasen por la misma experiencia que yo pasé, la cual resultó en altos costos financieros, de estrés personal y familiar, y por supuesto profesional.  Recuerden que, en los casos de un emprendimiento, la invitación de un socio es el paso inicial para iniciar operaciones, y ésta decisión decidirá de manera inmediata el éxito o fracaso del emprendimiento.
]]>
<![CDATA[La Vida es Demasiado Corta para Tener Rencores a Largo Plazo. Parte 2 - Empatía en Filosofía y Valores]]>Sun, 15 Sep 2019 02:44:24 GMThttp://kgn.com.mx/blog/la-vida-es-demasiado-corta-para-tener-rencores-a-largo-plazo
Comentamos anteriormente que la selección de un socio es un paso fundamental para potenciar o torpedear el futuro de la empresa. Nuestra propuesta son tres reglas que pueden funcionar como guía para este proceso y que pueda disminuir los riesgos de una mala decisión.  La Regla 1 es la justificación por la entrada de un socio, donde diferenciamos los socios inversionistas y los industriales, para éstos últimos, se debe invitar al que estratégicamente aporte algo intangible complementario a lo que tu ya aportas. 
La Regla 2 es Empatía en Filosofía y Valores.  Al contrario de la Regla 1, en lugar de complementación, se requiere que los socios empaten en su visión de vida, ética de trabajo y principios. ¿Cómo saber si tenemos empatía? Cuando se realice un ejercicio de Planeación Estratégica, al momento de plantear la Misión, Visión y Valores, inmediatamente te darás cuenta si el invitado a la sociedad colocará las velas del barco hacia la misma dirección que tú.  
En la Misión, los socios deben acordar la forma como crearán Valor a sus Clientes, Colaboradores y así mismos; este planteamiento puede tomar distintas aristas no compatibles si los socios tienen una conformación filosófica de vida interna distinta entre ellos. Lo anterior significa que no habrá acuerdos en la manera como se gestiona la empresa, en la forma de manejo de los colaboradores y el propio comportamiento y participación en la organización; como consecuencia, llevará a una creciente ola de conflictos entre los socios, es decir, en el barco habrá dos capitanes que no tienen muy claro cómo quieren manejar el barco.  
En el tema de la Visión, el conflicto se dará al no empatar la visión de futuro donde se quiera llevar la empresa.  Este punto es muy relevante por que la Visión implica el compromiso de inversiones que deben hacerse en la empresa para poder lograr en el tiempo que se decida el objetivo propuesto. De igual forma, implica el acuerdo hacia donde llevar la empresa, a qué ritmo y a qué tamaño.

Los Valores se refieren en buena medida a la Ética de Trabajo que cada socio tiene incrustada, es decir, se debe buscar a socios que empaten una misma escala de valores que se tiene al trabajo, es decir, que tengan coincidencia los conjuntos de principio de cada socio. Ejemplos pueden ser enfoque, confiabilidad, competencia, esfuerzo, orientación a objetivos, etc.  Esto dará forma a la cultura organizacional que se cree en la empresa, y si no existe una empatía en los valores, es posible que uno de los socios choque con la cultura formada, o no sea posible crear la cultura que se requiera para la Misión y Visión planteada.
Para esta etapa del proceso de decisión, es importante tomar esta regla con asertividad y con realismo, ya que el choque cultural no siempre se da en las primeras etapas, debido al entusiasmo o la concentración en el arranque de la empresa.  El choque cultural se da poco a poco, y empieza acumularse y se relevará en los momentos donde se requiera tomar decisiones estratégicas o importantes, lo que pudiera ser demasiado tarde y se darán cuenta que existen diferencias irreconciliables entre los socios.
Recomiendo que los socios se conozcan, que se tengan referencias de los comportamientos individuales; es posible que a través de convivios en situaciones sociales podrán resaltar estos atributos, y podrán tener más elementos para tomar una decisión si invitar o no a un potencial socio.
Esperen el siguiente artículo, donde presentaremos la tercera y última regla para seleccionar a un socio.
]]>
<![CDATA[Si la socia no come, y no bebe el socio, no tendrán fuerzas para cumplir con el negocio. Parte 1: ¿Para qué quiero a un socio?]]>Mon, 09 Sep 2019 04:21:43 GMThttp://kgn.com.mx/blog/si-la-socia-no-come-y-no-bebe-el-socio-no-tendran-fuerzas-para-cumplir-con-el-negocio-parte-1-para-que-un-socio
Al igual que un matrimonio, es muy importante con quién te asociarás para tu aventura de negocios; porque igual de complicado, cuando las cosas salen mal, es la ruptura de una sociedad.  Yo mismo tuve una experiencia muy complicada en mi primera empresa, de la cual casi termina en un enfrentamiento físico, además de deudas y problemas legales...  Investigaciones sobre el tema de emprendimiento han descubierto que las nuevas generaciones son más propensas a emprender en equipo, sin embargo es importante considerar algunas condiciones que puedan incrementar las probabilidades de éxito de dicha formación de negocios. Lo que quiero compartir es resultado de mi propio aprendizaje y las recomendaciones que me dió mentor, por eso te propongo tres reglas que debes aplicar al momento de elegir a un socio. 
En esta primera parte del blog, debes contestarte la pregunta más importante: ¿Para qué quiero a un socio?  Escucho frecuentemente a personas que me piden opinión con este tema y me sorprende la facilidad con la que reparten el pastel de sus empresa y no tener muy claro los motivos por asociarse con alguen.  En el caso de un socio inversionista (el que aporta sólamente dinero), pues bienvenido, aunque hay que recordar que se debe cuidar la participación accionaria por esa inversión y no perder el control del negocio.  El conflicto normalemente aparece con los socios industriales, es decir, los que aportan conocimiento, contactos o trabajo.  Si me lo preguntas, yo te diría, que mejor lo subcontrates; sin embargo, si tu consideras que es muy necesario o clave, entonces la aportación no tangible debe se complementaria, es decir, invita a alquien que sepa o haga algo distinto a ti.  En cuanto a "socios" que aportan sólo relaciones y contactos, mejor darles una comisión, y tratarlos como vendedores o referenciadores, porque se convierten en rémoras al terminárseles la lista de conocidos.
Un solución más sencilla es armar un asociación en participación, donde se juntan expertos de distintas áreas, y firman un contrato comercial donde quede muy claro lo que cada uno aporta, y se acuerda cómo se repartirán los beneficios.  Se ahorran los costos de crear una sociedad en forma (como el ahorro por los gastos por la disolición de la misma) y da mayor libertad a cada asociante de hacer negocios por su lado, siempre y cuando no exista un conflicto de interés.  Con el paso del tiempo, y con los resultados que se han obtenido por esta unión, ya se tendrán mejores motivos y justificaciones para tomar la decisión de formar una sociedad, seguir igual como asociantes en participación, o que cada quien siga por su lado sin problema o consecuencia alguna.
Al final del día, debes justificarte muy claramente la necesidad de formar una sociedad, poner en una balanza los beneficios de estar sólo o acompañado en tu aventura empresarial, y como siempre, pide opinión a personas que ya tengan experiencia en este tema, para tomar la mejor decisión.
Te invito a la continuación de la Parte 2 del tema, el cual se publicará la siguiente semana...

]]>